Inicio arrow Jurisprudencia arrow Jurisprudencia Delitos Sexuales arrow ABUSO SEXUAL. JUICIO ABREVIADO. TIPO OBJETIVO. TOCACIONES
ABUSO SEXUAL. JUICIO ABREVIADO. TIPO OBJETIVO. TOCACIONES PDF Imprimir E-Mail

TIPO SUBJETIVO. LASCIVIA. SIGNIFICACIÓN. RELEVANCIA. IRREPROCHABLE CONDUCTA. COLABORACIÓN SUBSTANCIAL EN EL ESCLARECIMIENTO DE LOS HECHOS

Doctrina

I. Deberá darse por acaecido el tipo objetivo de autos, toda vez que el imputado procedió a efectuar tocaciones en los senos de la ofendida, sin su consentimiento. En efecto, y respecto del tipo subjetivo, las máximas de la experiencia indican de modo incuestionable que, en las personas adultas, el contacto y el ejercicio de presión de la mano propia en un seno ajeno constituye una conducta claramente lasciva y libidinosa, constituyente de una vulneración innecesaria de la indemnidad sexual de la víctima

II. De otra parte y respecto de las esferas de modificación de la responsabilidad penal, corresponde otorgar la circunstancia atenuante de irreprochable conducta anterior, toda vez que el imputado no presentaba anotaciones penales pretéritas. También corresponde otorgar la circunstancia atenuante de colaboración substancial en el esclarecimiento de los hechos, toda vez que el reconocimiento de éstos por parte del ofensor permitió que la investigación llegara a buen fin, que se evitara el desarrollo y coste de un juicio oral, y por último lo que se ha dado en llamar “segunda victimización” del sujeto pasivo


Texto completo de la Sentencia


 JUZGADO DE GARANTÍA


 Santiago, 18 de agosto de 2006.


 Vistos:


 Primero: Que, ante este 14º Juzgado de Garantía de Santiago en causa rol único N° 0500391984 8 y rol interno N° 2063 2006 la Fiscalía local de La Florida tras formalizar la investigación en contra del imputado y cerrar la investigación procedió en su oportunidad a formular acusación en contra de Leandro Vega Rosas, mayor de edad, se desconoce profesión u oficio, Cédula de Identidad Nº 5.456.443 0, chileno, domiciliado en Pasaje Baco N° 9645, Villa Los Peumos, La Florida, legalmente representado, por los Defensores Penales Públicos, don Luis Carmona Riady y don Francisco García, ambos domiciliados en Mac Iver 370, Santiago; como autor del delito consumado de Abuso Sexual en perjuicio de una menor de doce años de edad, descrito y sancionado en los artículos 366 bis y 366 ter. Ambos del Código Penal, según los siguientes fundamentos de hechos y de derecho:


 “El día 24 de agosto de 2005, aproximadamente a las 17:40 horas, la menor de iniciales V.D.O.V., de doce años de edad, nacida el 29 de mayo de 2003, concurrió a comprar al almacén, atendido por el acusado Leandro Vega Rosas, ubicado en Pasaje Baco N° 9645, Villa Los Peumos, comuna de La Florida, lugar en el cual el acusado ejecutó, con un propósito lascivo y libidinoso, actos de significación sexual y de relevancia mediante contacto corporal con la víctima, las que consistieron en tocaciones en el cuerpo de la menor ofendida, por sobre su ropa y que se situaron en el pecho izquierdo de la menor”.


 Se le atribuye participación en calidad de autor del artículo 15 N° 1 del Código Penal; se solicita la pena de tres años de presidio menor en su grado medio, al concurrir dos circunstancias atenuantes en su favor, la del artículo 11 N° 6, irreprochable conducta anterior, y la del artículo 11 N° 9 del mismo, colaboración sustancial en el esclarecimiento de los hechos, si acepta el procedimiento abreviado, más las accesorias legales del artículo 29 del Código Penal, esto es, inhabilitación absoluta perpetua para derechos políticos y la de inhabilitación absoluta para cargos y oficios públicos durante el tiempo de la condena, más las penas especiales establecidas en los artículos 372 y 372 ter del mismo cuerpo legal y las costas de la causa.


 Segundo: Que, en audiencia de preparación de juicio oral, se resolvió someter este caso a la tramitación de la causa por el procedimiento abreviado, de conformidad con los artículos 406 y siguientes del Código Procesal Penal, resolución que adoptó el Tribunal acogiendo la solicitud del Ministerio Público, tras constatar la aceptación expresa por parte del imputado respecto de los hechos materia de la acusación y de los antecedentes reunidos durante la investigación; de que ha prestado su consentimiento libre de presiones y coacciones; también considerando la pena solicitada por el Ministerio Público y tras haber estimado suficientes los antecedentes de la investigación para proceder de acuerdo con el procedimiento indicado.


 Tercero: Que, la defensa del acusado señaló al Tribunal que no se oponía a la calificación jurídica de los hechos formulada por el Ministerio Público, ni en cuanto a la pena privativa de libertad solicitada. Sin embargo, formuló petición en el sentido de que se rebaje la pena establecida en el artículo 366 bis en dos grados al concurrir dos atenuantes de responsabilidad, atenuantes suficientemente acreditadas, la primera, su irreprochable conducta anterior, por cuanto el acusado –persona de sesenta y cinco años– nunca con anterioridad ha sido objeto de persecución penal; en cuanto a la segunda, de la colaboración sustancial en el esclarecimiento de los hechos, debe ser reconocida toda vez que su acuerdo al procedimiento abreviado evitó una victimización secundaria de la ofendida.


 Cuarto: Que, sobre la base de la aceptación por el imputado de los hechos de la acusación y antecedentes reunidos durante la investigación por el Ministerio Público, se tienen por establecidos y no discutidos los siguientes hechos y antecedentes de la investigación:


 Que, el día 24 de marzo de 2005, en horas de la tarde, una menor de doce años de edad, identificada bajo las iniciales V.D.O.V., fue a comprar al negocio del acusado en circunstancias de que éste le dijo, con un propósito lascivo y de connotada significación sexual, que se bajara el cierre de su chaqueta de buzo porque hacía calor; como la menor no accedió a ello, él realizó la acción procediendo a deslizar su mano por debajo de la polera a fin de tomar y apretar su pecho izquierdo.


 Quinto: Que, tales hechos se han tenido por acreditados con el mérito de los siguientes antecedentes de la investigación, aceptados expresamente por el imputado, y en base a los cuales será juzgado:


 1.  Parte Policial N° 01878 efectuado por la 36ª Comisaría de La Florida, que da cuenta al Ministerio Público local de la ocurrencia de los hechos;


 2.  Declaraciones prestadas ante Carabineros de la Comisaría precitada de La Florida y directamente ante el Ministerio Público, por las siguientes personas:


 a.  Manuel Segundo Olivares Olivares, padre de la menor ofendida, quien declara en los mismos términos de los hechos de la acusación en el sentido de que su hija fue a comprar al negocio del acusado cuando éste le bajó el cierre del buzo y le tocó sus senos;


 b.  Declaración de Patricia Cecilia Carrillo González, quien trabaja en la casa cuidando al abuelo materno de la menor, quien declara que la menor efectivamente fue a comprar al negocio del imputado, cuando éste le bajó el cierre del buzo y le tocó los pechos, diciéndole que se bajara aún más el cierre, a lo cual la niña se negó porque hacía frío, regresando rápidamente a casa; ella, la testigo, fue a encarar al acusado quien negó los hechos, por lo cual llamó a Carabineros;


 c.  Declaración del propio acusado, Leandro Vega Rosas, quien señala que la menor fue a su negocio a pedir el estado de cuenta que lleva su papá, y como él no lleva las cuentas, sino su señora, le dijo a la menor que esperara ante lo cual ella se retiró; no entiende por qué la menor inventa ese tipo de cosas.


 d.  Declaración de la víctima de iniciales VDOV quien declara en los mismos términos de los hechos de la acusación, agregando que cuando llegó al negocio ni siquiera alcanzó a pedir algo cuando el imputado, quien se encontraba apoyado en el mostrador, le bajó el cierre de su chaqueta porque dijo que hacía calor, ante ello la menor subió nuevamente el cierre, el imputado hizo lo contrario y le tomó el pecho.


 3.  a.  Informe de Psiquiatría Infantil N° 624 2005, del Servicio Médico Legal, de fecha 20 de febrero de 2006, que en su parte conclusiva sostiene que existen síntomas de vulnerabilidad al momento de hacer actividades cotidianas, dada la vivencia del abuso cometido por el imputado.


 b.  Ampliación de Informe de Psiquiatría Infantil N° 624 2005, practicado a la menor, de fecha 05 de mayo de 2006, cuyo resultado en un examen psiquiátrico sin patología, sin embargo existen síntomas y vivencias en relación a la vulnerabilidad al realizar actividades cotidianas como salir a comprar, pero su evolución ha sido favorable.


 c.  Informe de Atención de la menor, de fecha 04 de julio de 2006, de la Unidad de Víctimas y Testigos de la Fiscalía Regional Metropolitana Oriente, evacuado por la psicóloga Ana María Salinas Medel, quien da cuenta de los hechos tantas veces citado, concluyendo que la menor tiene un escaso daño emocional por los hechos vividos; ello por el suficiente apoyo familiar y de la señora que trabaja en su casa.


 4.  Extracto de filiación y antecedentes del imputado, libre de anotaciones prontuariales anteriores.


 5.  Certificado de nacimiento de la menor ofendida.


 Sexto: Que, los antecedentes recién reseñados, valorados de conformidad con lo dispuesto en el artículo 297 del Código Procesal Penal, es decir, con libertad pero sin contradecir los principios de la lógica, las máximas de la experiencia y los conocimientos científicamente afianzados, permiten adquirir a este sentenciador la convicción, más allá de toda duda razonable, en los términos del artículo 340 del Código Procesal Penal, de que los hechos acreditados en este procedimiento y relacionados en el motivo cuarto de este fallo, son constitutivos del delito de abuso sexual, descrito y sancionado en los artículos 366 bis y 366 ter, ambos del Código Penal, y que en dicho ilícito le ha cabido participación al imputado a título de autor.


 Séptimo: Que, efectivamente, la acción desplegada por el sujeto activo consistente en bajar el cierre de la chaqueta del buzo de la menor para luego tomar y apretar su seno izquierdo es una acción de abierto tinte, contenido y de relevancia sexual, de acuerdo a las máximas de la experiencia o sentido común generalizado que ha de tenerlo como acto propio del ámbito sexual de los seres humanos en edad adulta, mediando para ello el contacto corporal del imputado hacia la víctima a través de la acción precitada.


 Dicho acto, de forma irredargüible, significó un atentado innecesario a la indemnidad sexual de la ofendida.


 Octavo: Que, ciertamente beneficia al sentenciado la atenuante de responsabilidad de la irreprochable conducta anterior del artículo 11 N° 6 del Código Penal, toda vez que su extracto de filiación no presenta anotaciones pretéritas a la presente causa. Asimismo, es necesario reconocer a su respecto la concurrencia de la atenuante del artículo 11 N° 9 del Código Penal, es decir, la colaboración sustancial en el esclarecimiento de los hechos, por cuanto su aceptación de los hechos y de los antecedentes de la investigación permitieron una celeridad del procedimiento y un ahorro de costos que difícilmente se habría logrado sin dicha actuación. A más de ello, es menester considerar lo alegado por la defensa, en el sentido de que la aquiescencia del encartado para el procedimiento abreviado evitó redundantemente una nueva victimización de la ofendida por cuanto en un juicio oral público y contradictorio se habría visto expuesta frente a los requerimientos de terceros ajenos a su infeliz experiencia.


 Que, no concurre en contra del imputado ninguna circunstancia agravante de respon sabilidad criminal establecida en el Código Penal.


 Noveno: Que, el Tribunal ha tenido como límite la pena solicitada por el Ministerio Público de tres años de presidio menor en su grado medio, sin perjuicio de las facultades privativas del Tribunal establecidas en el inciso tercero del artículo 68 del Código Penal, dado el hecho de que concurren dos circunstancias atenuantes de responsabilidad y ninguna agravante, procediendo a bajar la pena dos grados a partir del mínimo señalado por ley al delito, estableciendo además la sanción concreta dentro del grado por la no mayor extensión del mal causado, según informes sicológicos de la menor conocidos y aceptados por el encartado


 Décimo: Que, en lo que refiere al otorgamiento de algunos de los beneficios de la ley Nº 18.216 deberá estarse a la parte resolutiva de este fallo.


 Y visto lo dispuesto en los artículos 1º, 3º, 5º, 7º, 11 N° 6 y N° 9, 15, 18, 21, 24, 26, 30, 50, 68, 69, 366 bis, 366 ter, 372 y 372 bis del Código Penal y artículos 1º, 2º, 3º, 4º, 172, 180, 229, 235, 247, 259, 297, 340 y 406 y siguientes del Código Procesal Penal, y ley N° 18.216, se declara:


 I. Que, se condena a Leandro Vega Rosas, ya individualizado, a las siguientes penas:


 a.  Pena privativa de libertad de trescientos días de reclusión menor en su grado mínimo, y a la accesoria legal de suspensión de cargo u oficio público durante el tiempo de la condena;


 b.  Pena de interdicción del derecho de ejercer la guarda (respecto de la menor ofendida) y de ser oído como pariente en los casos que la ley designa, durante el lapso de la condena.


 c.  La sujeción del imputado a la vigilancia de la autoridad durante los diez años siguientes al cumplimiento de la pena principal establecida en este fallo. Esta sujeción ha de consistir en que el imputado informe a la Trigésima Sexta Comisaría de Carabineros, comuna de La Florida, cada tres meses su domicilio actual al momento de la entrega de la información.


 d.  La prohibición del condenado de acercarse a la menor ofendida, de iniciales V.D.O.V., a su domicilio ubicado en Pasaje Baco N° 9645, Villa Los Peumos, comuna de La Florida, a su grupo familiar del mismo domicilio, y al establecimiento educacional en el que la menor estudia, Colegio Familia de Nazareth, que está ubicado en Avenida Trinidad Nº 954 La Florida.


 Todas las anteriores penas lo son en su calidad de autor de un delito de abuso sexual consumado descrito y sancionado en los artículos 366 bis y 366 ter del Código Penal, cometido en contra de la menor de doce años de edad de iniciales V.D.O.V, el día 24 de agosto de 2005 en la comuna de La Florida, Santiago.


 II.  Que, no se le condena en costas, en atención a que habiendo acordado el procedimiento abreviado, aceptó los hechos y antecedentes de la investigación, lo cual tuvo como efecto la no realización de un juicio oral a su respecto y del gasto asociado a ello, como también por haber sido patrocinado por la Defensoría Penal Pública.


 III.  Que, cumpliendo el condenado con los requisitos establecidos en el artículo 4° de la ley N° 18.216 se le concede el beneficio alternativo al cumplimiento de la pena privativa de libertad de remisión condicional de la pena por el término de un año, debiendo cumplir las condiciones establecidas en el artículo 5° de la ley Nº 18.216, con excepción de la señalada en su letra d), sujeto a la vigilancia de la Unidad de Gendarmería correspondiente y bajo apercibimiento legal.


 En su oportunidad, dése cumplimiento al artículo 468 del Código Procesal Penal, siendo la institución a informar, entre otras, de este fallo a la 36ª Comisaría de La Florida.


 Regístrese, notifíquese y archívese, si no se apelare.


 Dictada por don Marcelo Ignacio Ovalle Bazán, Juez de Garantía Titular del 14º Juzgado de Garantía de Santiago.


 RUC N° 0500391984 8.


 RIT N° 2.063 2005.


Texto Sentencia Tribunal Base:


 JUZGADO DE GARANTÍA


 Santiago, 18 de agosto de 2006.


 Vistos:


 Primero: Que, ante este 14º Juzgado de Garantía de Santiago en causa rol único N° 0500391984 8 y rol interno N° 2063 2006 la Fiscalía local de La Florida tras formalizar la investigación en contra del imputado y cerrar la investigación procedió en su oportunidad a formular acusación en contra de Leandro Vega Rosas, mayor de edad, se desconoce profesión u oficio, Cédula de Identidad Nº 5.456.443 0, chileno, domiciliado en Pasaje Baco N° 9645, Villa Los Peumos, La Florida, legalmente representado, por los Defensores Penales Públicos, don Luis Carmona Riady y don Francisco García, ambos domiciliados en Mac Iver 370, Santiago; como autor del delito consumado de Abuso Sexual en perjuicio de una menor de doce años de edad, descrito y sancionado en los artículos 366 bis y 366 ter. Ambos del Código Penal, según los siguientes fundamentos de hechos y de derecho:


 “El día 24 de agosto de 2005, aproximadamente a las 17:40 horas, la menor de iniciales V.D.O.V., de doce años de edad, nacida el 29 de mayo de 2003, concurrió a comprar al almacén, atendido por el acusado Leandro Vega Rosas, ubicado en Pasaje Baco N° 9645, Villa Los Peumos, comuna de La Florida, lugar en el cual el acusado ejecutó, con un propósito lascivo y libidinoso, actos de significación sexual y de relevancia mediante contacto corporal con la víctima, las que consistieron en tocaciones en el cuerpo de la menor ofendida, por sobre su ropa y que se situaron en el pecho izquierdo de la menor”.


 Se le atribuye participación en calidad de autor del artículo 15 N° 1 del Código Penal; se solicita la pena de tres años de presidio menor en su grado medio, al concurrir dos circunstancias atenuantes en su favor, la del artículo 11 N° 6, irreprochable conducta anterior, y la del artículo 11 N° 9 del mismo, colaboración sustancial en el esclarecimiento de los hechos, si acepta el procedimiento abreviado, más las accesorias legales del artículo 29 del Código Penal, esto es, inhabilitación absoluta perpetua para derechos políticos y la de inhabilitación absoluta para cargos y oficios públicos durante el tiempo de la condena, más las penas especiales establecidas en los artículos 372 y 372 ter del mismo cuerpo legal y las costas de la causa.


 Segundo: Que, en audiencia de preparación de juicio oral, se resolvió someter este caso a la tramitación de la causa por el procedimiento abreviado, de conformidad con los artículos 406 y siguientes del Código Procesal Penal, resolución que adoptó el Tribunal acogiendo la solicitud del Ministerio Público, tras constatar la aceptación expresa por parte del imputado respecto de los hechos materia de la acusación y de los antecedentes reunidos durante la investigación; de que ha prestado su consentimiento libre de presiones y coacciones; también considerando la pena solicitada por el Ministerio Público y tras haber estimado suficientes los antecedentes de la investigación para proceder de acuerdo con el procedimiento indicado.


 Tercero: Que, la defensa del acusado señaló al Tribunal que no se oponía a la calificación jurídica de los hechos formulada por el Ministerio Público, ni en cuanto a la pena privativa de libertad solicitada. Sin embargo, formuló petición en el sentido de que se rebaje la pena establecida en el artículo 366 bis en dos grados al concurrir dos atenuantes de responsabilidad, atenuantes suficientemente acreditadas, la primera, su irreprochable conducta anterior, por cuanto el acusado –persona de sesenta y cinco años– nunca con anterioridad ha sido objeto de persecución penal; en cuanto a la segunda, de la colaboración sustancial en el esclarecimiento de los hechos, debe ser reconocida toda vez que su acuerdo al procedimiento abreviado evitó una victimización secundaria de la ofendida.


 Cuarto: Que, sobre la base de la aceptación por el imputado de los hechos de la acusación y antecedentes reunidos durante la investigación por el Ministerio Público, se tienen por establecidos y no discutidos los siguientes hechos y antecedentes de la investigación:


 Que, el día 24 de marzo de 2005, en horas de la tarde, una menor de doce años de edad, identificada bajo las iniciales V.D.O.V., fue a comprar al negocio del acusado en circunstancias de que éste le dijo, con un propósito lascivo y de connotada significación sexual, que se bajara el cierre de su chaqueta de buzo porque hacía calor; como la menor no accedió a ello, él realizó la acción procediendo a deslizar su mano por debajo de la polera a fin de tomar y apretar su pecho izquierdo.


 Quinto: Que, tales hechos se han tenido por acreditados con el mérito de los siguientes antecedentes de la investigación, aceptados expresamente por el imputado, y en base a los cuales será juzgado:


 1.  Parte Policial N° 01878 efectuado por la 36ª Comisaría de La Florida, que da cuenta al Ministerio Público local de la ocurrencia de los hechos;


 2.  Declaraciones prestadas ante Carabineros de la Comisaría precitada de La Florida y directamente ante el Ministerio Público, por las siguientes personas:


 a.  Manuel Segundo Olivares Olivares, padre de la menor ofendida, quien declara en los mismos términos de los hechos de la acusación en el sentido de que su hija fue a comprar al negocio del acusado cuando éste le bajó el cierre del buzo y le tocó sus senos;


 b.  Declaración de Patricia Cecilia Carrillo González, quien trabaja en la casa cuidando al abuelo materno de la menor, quien declara que la menor efectivamente fue a comprar al negocio del imputado, cuando éste le bajó el cierre del buzo y le tocó los pechos, diciéndole que se bajara aún más el cierre, a lo cual la niña se negó porque hacía frío, regresando rápidamente a casa; ella, la testigo, fue a encarar al acusado quien negó los hechos, por lo cual llamó a Carabineros;


 c.  Declaración del propio acusado, Leandro Vega Rosas, quien señala que la menor fue a su negocio a pedir el estado de cuenta que lleva su papá, y como él no lleva las cuentas, sino su señora, le dijo a la menor que esperara ante lo cual ella se retiró; no entiende por qué la menor inventa ese tipo de cosas.


 d.  Declaración de la víctima de iniciales VDOV quien declara en los mismos términos de los hechos de la acusación, agregando que cuando llegó al negocio ni siquiera alcanzó a pedir algo cuando el imputado, quien se encontraba apoyado en el mostrador, le bajó el cierre de su chaqueta porque dijo que hacía calor, ante ello la menor subió nuevamente el cierre, el imputado hizo lo contrario y le tomó el pecho.


 3.  a.  Informe de Psiquiatría Infantil N° 624 2005, del Servicio Médico Legal, de fecha 20 de febrero de 2006, que en su parte conclusiva sostiene que existen síntomas de vulnerabilidad al momento de hacer actividades cotidianas, dada la vivencia del abuso cometido por el imputado.


 b.  Ampliación de Informe de Psiquiatría Infantil N° 624 2005, practicado a la menor, de fecha 05 de mayo de 2006, cuyo resultado en un examen psiquiátrico sin patología, sin embargo existen síntomas y vivencias en relación a la vulnerabilidad al realizar actividades cotidianas como salir a comprar, pero su evolución ha sido favorable.


 c.  Informe de Atención de la menor, de fecha 04 de julio de 2006, de la Unidad de Víctimas y Testigos de la Fiscalía Regional Metropolitana Oriente, evacuado por la psicóloga Ana María Salinas Medel, quien da cuenta de los hechos tantas veces citado, concluyendo que la menor tiene un escaso daño emocional por los hechos vividos; ello por el suficiente apoyo familiar y de la señora que trabaja en su casa.


 4.  Extracto de filiación y antecedentes del imputado, libre de anotaciones prontuariales anteriores.


 5.  Certificado de nacimiento de la menor ofendida.


 Sexto: Que, los antecedentes recién reseñados, valorados de conformidad con lo dispuesto en el artículo 297 del Código Procesal Penal, es decir, con libertad pero sin contradecir los principios de la lógica, las máximas de la experiencia y los conocimientos científicamente afianzados, permiten adquirir a este sentenciador la convicción, más allá de toda duda razonable, en los términos del artículo 340 del Código Procesal Penal, de que los hechos acreditados en este procedimiento y relacionados en el motivo cuarto de este fallo, son constitutivos del delito de abuso sexual, descrito y sancionado en los artículos 366 bis y 366 ter, ambos del Código Penal, y que en dicho ilícito le ha cabido participación al imputado a título de autor.


 Séptimo: Que, efectivamente, la acción desplegada por el sujeto activo consistente en bajar el cierre de la chaqueta del buzo de la menor para luego tomar y apretar su seno izquierdo es una acción de abierto tinte, contenido y de relevancia sexual, de acuerdo a las máximas de la experiencia o sentido común generalizado que ha de tenerlo como acto propio del ámbito sexual de los seres humanos en edad adulta, mediando para ello el contacto corporal del imputado hacia la víctima a través de la acción precitada.


 Dicho acto, de forma irredargüible, significó un atentado innecesario a la indemnidad sexual de la ofendida.


 Octavo: Que, ciertamente beneficia al sentenciado la atenuante de responsabilidad de la irreprochable conducta anterior del artículo 11 N° 6 del Código Penal, toda vez que su extracto de filiación no presenta anotaciones pretéritas a la presente causa. Asimismo, es necesario reconocer a su respecto la concurrencia de la atenuante del artículo 11 N° 9 del Código Penal, es decir, la colaboración sustancial en el esclarecimiento de los hechos, por cuanto su aceptación de los hechos y de los antecedentes de la investigación permitieron una celeridad del procedimiento y un ahorro de costos que difícilmente se habría logrado sin dicha actuación. A más de ello, es menester considerar lo alegado por la defensa, en el sentido de que la aquiescencia del encartado para el procedimiento abreviado evitó redundantemente una nueva victimización de la ofendida por cuanto en un juicio oral público y contradictorio se habría visto expuesta frente a los requerimientos de terceros ajenos a su infeliz experiencia.


 Que, no concurre en contra del imputado ninguna circunstancia agravante de respon sabilidad criminal establecida en el Código Penal.


 Noveno: Que, el Tribunal ha tenido como límite la pena solicitada por el Ministerio Público de tres años de presidio menor en su grado medio, sin perjuicio de las facultades privativas del Tribunal establecidas en el inciso tercero del artículo 68 del Código Penal, dado el hecho de que concurren dos circunstancias atenuantes de responsabilidad y ninguna agravante, procediendo a bajar la pena dos grados a partir del mínimo señalado por ley al delito, estableciendo además la sanción concreta dentro del grado por la no mayor extensión del mal causado, según informes sicológicos de la menor conocidos y aceptados por el encartado


 Décimo: Que, en lo que refiere al otorgamiento de algunos de los beneficios de la ley Nº 18.216 deberá estarse a la parte resolutiva de este fallo.


 Y visto lo dispuesto en los artículos 1º, 3º, 5º, 7º, 11 N° 6 y N° 9, 15, 18, 21, 24, 26, 30, 50, 68, 69, 366 bis, 366 ter, 372 y 372 bis del Código Penal y artículos 1º, 2º, 3º, 4º, 172, 180, 229, 235, 247, 259, 297, 340 y 406 y siguientes del Código Procesal Penal, y ley N° 18.216, se declara:


 I. Que, se condena a Leandro Vega Rosas, ya individualizado, a las siguientes penas:


 a.  Pena privativa de libertad de trescientos días de reclusión menor en su grado mínimo, y a la accesoria legal de suspensión de cargo u oficio público durante el tiempo de la condena;


 b.  Pena de interdicción del derecho de ejercer la guarda (respecto de la menor ofendida) y de ser oído como pariente en los casos que la ley designa, durante el lapso de la condena.


 c.  La sujeción del imputado a la vigilancia de la autoridad durante los diez años siguientes al cumplimiento de la pena principal establecida en este fallo. Esta sujeción ha de consistir en que el imputado informe a la Trigésima Sexta Comisaría de Carabineros, comuna de La Florida, cada tres meses su domicilio actual al momento de la entrega de la información.


 d.  La prohibición del condenado de acercarse a la menor ofendida, de iniciales V.D.O.V., a su domicilio ubicado en Pasaje Baco N° 9645, Villa Los Peumos, comuna de La Florida, a su grupo familiar del mismo domicilio, y al establecimiento educacional en el que la menor estudia, Colegio Familia de Nazareth, que está ubicado en Avenida Trinidad Nº 954 La Florida.


 Todas las anteriores penas lo son en su calidad de autor de un delito de abuso sexual consumado descrito y sancionado en los artículos 366 bis y 366 ter del Código Penal, cometido en contra de la menor de doce años de edad de iniciales V.D.O.V, el día 24 de agosto de 2005 en la comuna de La Florida, Santiago.


 II.  Que, no se le condena en costas, en atención a que habiendo acordado el procedimiento abreviado, aceptó los hechos y antecedentes de la investigación, lo cual tuvo como efecto la no realización de un juicio oral a su respecto y del gasto asociado a ello, como también por haber sido patrocinado por la Defensoría Penal Pública.


 III.  Que, cumpliendo el condenado con los requisitos establecidos en el artículo 4° de la ley N° 18.216 se le concede el beneficio alternativo al cumplimiento de la pena privativa de libertad de remisión condicional de la pena por el término de un año, debiendo cumplir las condiciones establecidas en el artículo 5° de la ley Nº 18.216, con excepción de la señalada en su letra d), sujeto a la vigilancia de la Unidad de Gendarmería correspondiente y bajo apercibimiento legal.


 En su oportunidad, dése cumplimiento al artículo 468 del Código Procesal Penal, siendo la institución a informar, entre otras, de este fallo a la 36ª Comisaría de La Florida.


 Regístrese, notifíquese y archívese, si no se apelare.


 Dictada por don Marcelo Ignacio Ovalle Bazán, Juez de Garantía Titular del 14º Juzgado de Garantía de Santiago.


 RUC N° 0500391984 8.


 RIT N° 2.063 2005.

 

 
< Anterior   Siguiente >

Servicio exclusivo para clientes de defensores.cl

 

La circunstancia atenuante del artículo 11 número 9 del Código Penal.-

 

Visitantes: 2785296