Inicio arrow Jurisprudencia arrow Jurisprudencia de Atenuantes arrow Colaboración sustancial articulo 11 N9 Código Penal
Colaboración sustancial articulo 11 N9 Código Penal PDF Imprimir E-Mail

(CORTE DE APELACIONES DE SANTIAGO  )DOCTRINA:

En autos no procede aplicarse la circunstancia atenuante contemplada en el artículo 11 N º 9 del Código Penal, toda vez que los sentenciados en sus declaraciones judiciales han contribuido a esclarecer definitivamente los hechos, al detallar la forma de ocurrencia de los mismos y la participación que correspondió a cada uno de ellos, resultando una colaboración substancial puesto que han permitido arribar a la certeza de la intervención punible de aquel de los autores que negó pertinazmente su participación, junto a la prueba emanada de los afectados.

 

Texto completo de la Sentencia
Santiago, veinticuatro de enero de dos mil siete.

 Vistos:

 Se reproduce la sentencia en alzada, con las siguientes modificaciones: a) se suprime su fundamento undécimo; b) en el decimotercero, se reemplaza, en su párrafo primero, la frase "la que se rechaza, por no ser efectivo su fundamento", por "la que se acoge, por las razones que se dirá"; c) se elimina, en el mismo considerando, el párrafo cuarto referido a Jaime Galarce Araya; y se agrega, siempre en tal fundamento "Que a todos los procesados los beneficia una circunstancia atenuante y les perjudica una agravante";

 Y teniendo en su lugar y además presente:

 1º. Que corresponde acoger en favor de los sentenciados Víctor Manríquez Moya, Jaime Antonio Galarce Araya y Rodrigo Andrés Añazco Muñoz, la circunstancia atenuante contemplada en el artículo 11 N º 9 del Código Penal, toda vez que en sus declaraciones judiciales han contribuido a esclarecer definitivamente los hechos, al detallar la forma de ocurrencia de los mismos y la participación que correspondió a cada uno de ellos, resultando una colaboración substancial puesto que han permitido arribar a la certeza de la intervención punible de aquel de los autores que negó pertinazmente su participación, junto a la prueba emanada de los afectados;

 2º. Que no es posible agravar la responsabilidad de Galarce con la circunstancia de la reincidencia específica prevista en el artículo 12 Nº 16 del Código Penal, porque de su extracto de filiación y antecedentes de fojas 127 y certificaciones de fojas 395 y 406 vuelta, aparece que con anterioridad fue condenado por delitos de robo por sorpresa, delito el cual es de naturaleza distinta en tanto no es más que un hurto agravado que en cuanto a la forma de ataque del bien jurídico y en cuanto a los bienes afectados, difieren en forma importante, por lo cual no les puede asimilar en especie, no bastando que estén penalizados en un mismo título del Código Penal, pues ésa es una regla dada para el solo efecto de la acumulación de penas. No debe olvidarse, en este punto, que dentro de un mismo título se encuentran delitos tan disímiles como los de homicidio y los de calumnia e injuria;

 3º. Que, en consecuencia, todos los sentenciados están en la situación en materia de modificatorias prevista en el inciso final del artículo 68 del Código Penal, en relación con el inciso último del artículo 66 del mismo código, por lo que en el hecho se puede recorrer toda la extensión de la pena;

 4º. Que en el caso de Retamal el tribunal tendrá en cuenta, además, la entidad de su participación en la determinación de los roles que jugarían los otros partícipes y en la provisión de armas y de datos para asegurar la perpetración del delito;

 5º. Que respecto del informe del señor fiscal judicial de fojas 696, se disiente de él en cuanto admite el rechazo de la atenuante de colaboración substancial pedida por algunos de los procesados y se manifiesta conforme con la agravante de reincidencia que afectaría a Galarce. Por lo tanto, tampoco podría accederse a su petición de elevación de la sanción corporal de Manríquez y Añazco, ni puede mantenerse la pena de quince años y un día impuesta a Galarce, como lo pide el fiscal. En lo referente a la pena concreta a aplicarse a Retamal, esta Corte entiende que el examen de legalidad del fallo que debe hacer el fiscal no importa sustituirse al juez en la singularización de la sanción, pudiendo sólo apreciar si el grado de penalidad sería el correspondiente, por lo que la verificará de acuerdo a los razonamientos antes expresados.

 Por estos fundamentos y lo dispuesto, además, en los artículos 514 y 527 del Código de Procedimiento Penal, se confirma la sentencia apelada de veintisiete de octubre de dos mil seis, escrita a fojas 672 y siguientes, con declaración:

 I. Que se reduce a seis años de presidio mayor en su grado mínimo la pena corporal que en cada caso deberán cumplir Víctor Manuel Manríquez Moya, Rodrigo Andrés Añazco Muñoz y Jaime Antonio Galarce Araya, como autores del delito de robo con violencia cometido el 6 de mayo de 2005;

 II. Que se reduce a siete años de presidio mayor en su grado mínimo la pena corporal impuesta a Guillermo Enrique Retamal Alarcón, también como autor del delito de robo con violencia antes mencionado.

 Regístrese y devuélvase con sus agregados.

 Redacción del ministro señor Silva.

 Pronunciada por la Sexta Sala, conformada por los ministros señores Carlos Cerda Fernández y Mauricio Silva Cancino y la abogada integrante señora Andrea Muñoz Sánchez.

 LUIS GONZALEZ GONZALEZ CON GUILLERMO RETAMAL ALARCON

 APELACION

 Rol Nº 14.424 2.006.
 

 
< Anterior   Siguiente >

Servicio exclusivo para clientes de defensores.cl

 

La circunstancia atenuante del artículo 11 número 9 del Código Penal.-

 

Visitantes: 2785421